volver al blog

Sueña siempre

28 octubre 2016

Que levante la mano aquella Superwoman que  no ha padecido en algún momento insomnio a lo largo de su vida; si la has levantado, ¡enhorabuena! Pero eres de las muy pocas que lo puede decir.

Aproximadamente el 80% de las mujeres ha padecido en algún momento de su vida falta de sueño; y... ¿las causas? Pues son muy diversas: la preocupación de un momento puntual, el estrés de la jornada, una depresión, una dolor de cabeza, una cena copiosa, un problema hormonal…. Pero sea por lo que fuere el insomnio se puede catalogar como una enfermedad que afecta a tu salud y mucho, porque sufres falta de concentración durante el día, y menos rendimiento, menos energía para afrontar el día a día, sin olvidar que la falta de sueño está asociado a una mayor sensación de hambre durante la jornada que te puede llevar a una mala alimentación.

Si se prolongara en el tiempo puede conllevar depresión, ansiedad y otras enfermedades de mayor gravedad.

Así que vamos a intentar acabar con esas ojeras de panda y esa falta de energía, durmiendo como toca. Y tú te preguntarás: Sí, claro, pero ¿cómo?

1- Intenta llevar una alimentación sana y equilibrada, existen alimentos que te pueden ayudar a combatir el insomnio; puedes probar a tomar antes de dormir un batido calentito de leche de avena con plátano y un puñadito de almendras crudas o nueces.

Existen a su vez alimentos que debes evitar, sobretodo cara a la noche: te, cafeína, excitantes, chocolates, picante.

Por último, intenta cenar ligero, será más fácil hacer la digestión y conciliar el sueño.

2- No trabajes con el ordenador, tablet o móvil en la cama, ni justo antes de irte a dormir; acostúmbrate a apagar la tecnología al llegar a casa y disfruta de tu familia, de una buena conversación o de un buen libro.

3- Haz ejercicio con regularidad: te ayudará a descansar más plácidamente pero recuerda que no debes hacerlo antes de irte a dormir, intenta que pase al menos tres horas, porque si no conseguirás el efecto contrario.

4- Proponte un horario e intenta cumplirlo, vete a la cama cuando tengas sueño y no te esperes por una peli o un programa, tu salud vale más que todos los capítulos de tu serie favorita (además que hoy en día la puedes ver en cualquier otro momento).

5- Practica ejercicios de relajación, meditación o mindfulness: son técnicas que pueden ayudarte a dejar de ver pasar las horas en tu reloj durante la noche.

6- Las plantas medicinales como Valeriana, Melisa, Pasiflora y Lúpulo son plantas que tienen una larga tradición en la fitoterapia europea. En caso de insomnio, nerviosismo, y estrés, estas plantas relajantes pueden sernos de ayuda. Un ejemplo de ello es la gama Salusan, que incluye desde comprimidos hasta infusiones, gotas o bien jarabe. Una combinación para ayudar a relajarte y a conciliar el sueño de forma natural, con el formato que más cómodo sea para ti.

 

Otros artículos

04 enero 2017

No eres perfecta, y no pasa nada

A veces, nos da la impresión (y nos intentan vender) que todas las mujeres que nos rodean son perfectas y armoniosas. Nada más lejos de la realidad. Y es que las mujeres somos muy emocionales, y nos preocupa cómo nos vea el mundo. Pero no os dejéis engañar. La gran mayoría de población femenina (al igual que la masculina) es imperfecta. Y de ahí, nuestra condición humana.

13 diciembre 2016

Calma, ha llegado la menopausia, no es el fin del mundo

¿Acabáis de empezar con la premenopausia u os queda poco para empezar este nuevo ciclo? No dejéis que os austen, lo que hay que hacer es prepararse desde el principio. Cada etapa de la vida lleva unos cambios y tenemos que estar siempre preparadas físicamente y anímicamente. ¡Te damos algunas pautas a seguir!